El rey del contenido, es el rey del SEO

el rey del SEO

Con dinero y sin dinero / Hago siempre lo que quiero / Y mi palabra es la ley / No tengo trono ni reina,Ni nadie que me comprenda / Pero sigo siendo el Rey

La principal calle de una metrópolis. El bullicio. Miles de pies que se cruzan. Bolsas en las manos. Bolsas llenas de objetos comprados, ya sea ropa, electrodoméstico o cualquier aparato útil o inútil a simple vista. Miradas, tras cristales tintados, transparentes o sin las lentes como intermediarios que buscan en las orillas nuevos estímulos para comprar: maniquíes, pantallas que muestran el partido de fútbol del Chicharito o el juguete para nuestro sobrino. Sí, las tiendas de la calle, como las páginas webs, también tienen contenido. Allí el SEO se mide por la avenida comercial, en Internet jugamos en la liga de Google.

Que tu página web esté vacía de contenidos es como un local vacío. ¿Entrarías en un restaurante que no tiene mesas ni carta?¿o querrías comprar ropa en una tienda que no disponga de maniquíes con prendas de muestra?¿y qué tal adquirir un videojuego solo porque desde afuera veas un letrero que ponga “Se venden videojuegos”? Todo lo anterior es ausencia de información, y el silencio también es comunicación, pero mala. No tener contenidos en nuestra web, tan solo fotografías de nuestros productos, es uno de los males que asolan a muchos negocios en Internet.

Y no solo tiene que ver con el SEO, pues esta al final es solo una herramienta de publicidad, sino porque nuestro escaparate virtual pierde el poder de atracción, en el mejor de los casos tan solo por un tiempo. El incremento de oferta provoca que si no tenemos un buen servicio a la primera rechacemos ese lugar, quizás de forma indefinida. No pontificamos si es justo o no, sino de la realidad y de que nos debemos adaptar a ella.

Así pues queda claro que si entran en nuestra web es porque están buscando información. Puede ser escrita, fotográfica o audiovisual, como vídeos. No todo el contenido se tiene que centrar en lo escrito, puede que sí, pero también los videoblogs, o los how to… no tienen buen posicionamiento en Google pero sí un número muy alto de usuarios que lo consultan a menudo. ¿Merece la pena la inversión? Sí.

Ahora partimos de la anterior idea. Si buscan información, quieren algo nuevo. A nadie le interesa el periódico de hace dos días. Tampoco lo que no es nuevo, porque solo las novedades introducen cambios en nuestra vida y nos hacen aspirar a algo, conformarnos o rechazarlo y tomar posturas conservadoras.

Lo nuevo es lo original. En un mundo donde la digitalización ofrece la tentación de la duplicación rápida, del “fusilamiento” de textos, ¿merece la pena crear contenido nuevo? La respuesta es un aplastante sí. Si bien el SEO se puede intentar engañar, también es cierto que los primeros resultados de Google suelen ser de líderes de opinión en su rubro.

Para seguir con el ejemplo de las tiendas físicas. ¿Alguien entra en una tienda que plagie exactamente igual los productos de Apple? La respuesta es no. Quizás se vendan, de eso no hay duda, pero los originales son los que marcan la pauta del mercado. Aquellos que verdaderamente se interesan por un producto de calidad no dudarán en irse al líder debido a su reputación.

En los contenidos pasan igual. Tienes dos opciones: tu web puede copiar el contenido. Aproximadamente 300 palabras todos los días, con una densidad del 4 % de las keywords. Serán palabras unidas, cohesionadas en frases, pero la reiteración de ideas que se han visto ya y que no aportan nada. Con suerte puedes llegar a la primera página, que no posición de Google.

La otra es crear contenidos que sean líderes. Hay días que puede ser una sola frase. Google no lo tomará en serio, tus usuarios sí. Otros una reflexión. Otros un vídeo. Pero todo ello interesante. Hará que quieran volver. Y entonces quizás conviertas al SEO en algo más que el rey, en emperador ya que incluso tu información se convierte en fuente para periódicos, revistas y un largo etcétera. Haz que tu palabra, como la canción, sea la ley.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *