El contenido no es el rey, es el emperador

el contenido no es el rey

La popular frase el SEO ha muerto sigue siendo incierta. Más bien que evolucionó. Pero en su camino hacia la perfección que busca Google, la buena experiencia como lo califica la empresa del buscador estadounidense, ha ido ahora sí matando algunas malas prácticas.

La última actualización de Google fue bautizada como Penguin y comenzó a funcionar a finales de abril. Desde entonces muchas páginas webs han caído y parece que lo seguirán haciendo si realizan mal comportamiento. La empresa estadounidense no niega la existencia de estrategias, ya que en gran parte es su negocio y sin duda su producto más rentable, sin embargo quiere evitar la mano humana que tiene como fin el posicionamiento y no como medio para que las empresas consigan tráfico y ventas o cualquier otro objetivo que tengan.

Con esta purga Google quiere ofrecer un mejor servicio, sobre todo ante la posible amenaza de que Facebook cree su propio motor de búsqueda. Evitando malos resultados evita que se vayan a otras alternativas ya que los buscadores son gratuitos, hasta el día de hoy.

Los cambios de Google: el contenido mata a los directorios

La estrategia de los webmasters debe ir orientada hacia el contenido. Se ha dicho muchas veces que es el rey, pero el fondo y no la forma.

¿Qué significa esto? Pues que hay que hacer caso a nuestros usuarios y a nuestro target. El objetivo es brindarle información que puedan utilizar. No se trata de repetir cien veces una palabra clave, que además de antinatural no provoca nada en el lector. ¿De qué sirve entonces? para un posicionamiento falso ya que eso te da una tasa de rebote muy alta. Una mala experiencia.

¿De qué podemos escribir entonces? La información no debe ser solo enfocada en nuestro producto. Por ejemplo podemos hablar al segmento que se interesa sobre nuestros productos, por ejemplo pymes en el caso de que fuera a pequeñas y medianas empresas; o sobre el mundo de la mujer acotado a los servicios que se pueden prestar, si fuera una sociedad que presta servicios al género femenino. Hay que mirar más allá de nuestro producto para generar marca, branding y crear lazos de confianza con los usuarios.

La información debe utilizar también las plataformas de redes sociales. No hay que olvidar Google Plus. Si bien no hay muchos usuarios, al pertenecer a la empresa norteamericana tiene mucho Page Rank y lo toma en cuenta a la hora del posicionamiento, sobre todo el nuevo posicionamiento social en el que salen recomendaciones de nuestros amigos.

Por otro lado donde más se va a castigar al mal SEO es en las estrategias de linkbuilding. Es decir, spamear por comentarios webs y añadir al abuelo de Google: los directorios estilos Altavista. Tampoco sirven los links externos hacia nosotros de los blogs fantasmas ya que Google los identifica como si fuera “doping”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *