Cómo conseguir un contrato de trabajo cuando no tienes experiencia

Muchos jóvenes (que no han trabajado nunca) no entienden cómo pueden conseguir un trabajo si lo primero que se mira es la experiencia.  Se encuentran en un círculo vicioso:”para trabajar necesitan experiencia; sin embargo, para tener experiencia necesitan trabajar”.

Esta situación de estancamiento te puede llevar a perder un valioso tiempo en los primeros años de vida laboral. Es muy importante romper la situación cuanto antes y conseguir un contrato de trabajo.
Una vez que ganes experiencia te resultará más fácil progresar.

¿Qué puedes hacer para conseguir un primer empleo, sin tener experiencia laboral?

A la hora de redactar tu CV debes resaltar los siguientes puntos:

1.Mostrar tus fortalezas.
Busca tus puntos fuertes y hazlos visibles en el currículum. Se lo más objetivo posible y haz honor a la verdad.
Algunos ejemplos:

  • Capacidad de adaptación.
  • Habilidades de comunicación.
  • Flexibilidad.
  • Capacidad de soportar altos niveles de presión.

2.Destacar tu formación.
Estudia las características del puesto de trabajo y resalta toda la formación que esté relacionada con el mismo. Es importante que sepas lo que debe saber hacer la persona que ocupe el puesto al que concurres, para ajustar la formación a mostrar (destacar).
Debes demostrar que conoces las últimas técnicas y habilidades relacionadas con el trabajo.

  1. Tu motivación.
    Es importante que demuestres que te sientes motivado a trabajar en el puesto de trabajo. Muchas personas con menos experiencia laboral que tú estarán menos motivadas que tú; aquí les puedes sacar ventaja. Los técnicos de selección de personal saben que (a la larga) una persona motivada es mucho más productiva que una persona desmotivada con experiencia.

4.Tu actitud.
Hay personas a las que (a pesar de no tener experiencia) se les ve con una actitud muy positiva hacia el trabajo. Cualquier trabajo exige muchos sacrificios y lucha; momentos difíciles que hay que superar. Demuestra que estás dispuesto a dejarte la piel en el puesto de trabajo, no solo con tu esfuerzo, sino con tu capacidad para aportar ideas.

5.Experiencia no profesional.
Actividades de voluntariado, prácticas o formación práctica, pueden exigir muchas competencias que se requieren para el puesto de trabajo en sí. Si la persona que recibe tu CV ve que tienes este tipo de experiencias, en cierto modo las puede considerar como experiencia profesional (sobre todo en la medida en que se ajusten el puesto de trabajo).

6.Tus intereses.
Otro punto a tu favor es mostrar (en tu CV) los intereses que te mueven. Siempre será más fácil que contraten a una persona interesada que a otra que aceptaría ese trabajo como cualquier otro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *